Si hay una empresa de la posventa de vehículo industrial claramente orientada a la excelencia en materia de producto, servicio y procesos esa es Aspöck Ibérica. Calidad, creatividad y tecnología son las señas de identidad de Aspöck, empresa austriaca especializada en sistemas eléctricos para vehículos industriales. En nuestro país, a través de Aspöck Ibérica, estos valores se proyectan en una clara orientación a la excelencia tanto en materia de servicio técnico como logístico. Nadie mejor que Mario Mateos, director comercial, para reflexionar sobre el valor de la marca en el mundo del recambio para vehículo industrial.

La marca valiosa genera satisfacción y repetición de compra

Evidentemente el precio es un factor determinante a la hora de tomar decisiones sobre la pieza que se va a sustituir, lamentablemente en nuestro mercado el precio es el que utilizan las marcas blancas como bandera, creo que es un gran error basar la estrategia comercial solo en el precio. Lo único que se consigue de esta manera es canibalizar nuestro sector. Trabajar una marca implica que evidentemente el precio es una parte importante pero lo que realmente se busca es que el cliente este satisfecho y que vuelva a contar con nuestra marca en el futuro.

Las marcas deben aportan mucho más que precio

El valor de la marca es seguridad, conocimiento, estabilidad y futuro. Las marcas aportan grandes valores, profesionales cualificados, productos de garantía, asistencia técnica, servicio personalizado y por supuesto un precio correcto.

Fundamental la sinergia entre marca del recambio y recambista

Pienso que tanto la marca como el recambista van de la mano. Para que el recambista pueda ofrecer al taller un buen servicio, la marca tiene la obligación de asesorar y potenciar al recambista ofreciéndole todas las herramientas de trabajo que precisen, la sinergia entre ambos conllevará a desarrollar una gran sintonía que al final se traduce en buen servicio y buen producto para al taller.