“Nos pedís que hablemos sobre la importancia del factor marca en el recambio para los talleres de reparación, y la verdad es que nos lo ponéis difícil”, comenta Nuria Álvarez, responsable de comunicación y relaciones institucionales de Conepa, la Federación Española de Empresarios Profesionales de Automoción. “Poco se puede añadir después de haber leído los párrafos introductorios del listado de ganadores de la convocatoria. Está dicho casi todo y, lo que es más importante, por los propios talleres, el colectivo al que representamos. Calidad y servicio, lo primero. El precio, añadimos, también, pero, en un mercado tan competitivo como el nuestro, no es el factor prioritario fundamental a la hora de decidir”.

Nuria Álvarez CONEPA Premiosposventa

Nuria Álvarez (CONEPA)

“Por tanto, además de reiterar los contenidos que se presentan como relevantes en la introducción del estudio, como portavoz de CONEPA me gustaría incidir en estas pocas líneas en la doble utilización  del concepto “confianza” que impregna y resume sus conclusiones. En primer lugar, me refiero a la confianza de cada taller en sus marcas de referencia. No cabe duda de que los profesionales del sector a nivel individual tienen ideas claras y propias con respecto a sus enseñas de recambio preferidas. ¿Qué les influye en esa percepción? Hay muchos factores: costumbre, referentes, influencia del marketing… pero, sobre todo, que su uso no venga asociado al concepto de problema. Esa es la mejor arma para garantizar eficiencia y los talleres lo saben muy bien. Este factor está especialmente relacionado con la valoración de calidad de producto concreto, y se ve acompañado en la faceta de servicio con la influencia del distribuidor al que se compra ese producto concreto. Alguno de los que han pasado ya por este blog han hecho referencia a ello y, especialmente en el mercado español, es indiscutible su valor”.

“A la hora de afrontar el segundo aspecto relacionado con la “confianza”, como representantes de los talleres es una satisfacción subrayar los lazos creados entre taller/cliente y la relativa fidelidad que, todavía hoy, caracteriza dichas relaciones. Porque, aunque sea ya una realidad que los usuarios utilicen cada vez más las herramientas online y estén más informados en cuanto a los problemas de sus vehículos y sus soluciones, lo cierto es que el vehículo es un bien especial dentro de la economía de gran consumo en la que vivimos y no resulta tan sencilla su banalización. Y de eso se tienen que aprovechar los talleres, que no son todo lo conscientes que deberían sobre su valor prescriptor. Nuestras consignas son claras: hay que hablar más con el cliente, hay que contarle más cosas sobre su coche y lo que necesita. Y en ello se incluye también las referencias al recambio: he elegido éste porque confío en él. Se trata de un argumento que también nos ayuda en algunas circunstancias cada vez más frecuentes, las que se presentan cuando los automovilistas acuden con la pieza debajo del brazo y subrayando lo poco que les ha costado adquirirla”.

“Nuestra enhorabuena a todas las marcas ganadoras por el buen trabajo realizado a través del tiempo que les ha encumbrado a las primeras posiciones. Y, para terminar, unas palabras sobre las “marcas sorprendentes”. Nos ha sorprendido gratamente la determinación de tal categoría. Consideramos que significa un aliciente en el estímulo de la competencia y una muestra de que el mercado está en permanente renovación en busca de la excelencia”.